Norma, mamá de Keylita

Para mí, el ser parte de la asociación de famt21, ha marcado un antes y un después, ya que afortunadamente supe que existía, cuando mi hija Keyla aún era pequeñita, al conocer a tantas personas que pasan por las mismas circunstancias, me ha hecho sentir que no estamos solos como familia en esta experiencia. He podido disfrutar de los beneficios por los que han luchado los fundadores para nuestros hijos, como capacitaciones, recomendaciones de los distintos especialistas y ahora que inicia este proyecto de enseñanza híbrido por la situación de la pandemia, me hace sentir muy feliz, tranquila y segura.
Por lo que estoy infinitamente agradecida por conocer y pertenecer a la asociación.

Abrir chat